Culmina con gran éxito el reto A Santiago por la sordoceguera

15 personas, 5 de ellas sordociegas, culminaron, con el soporte de la FESOCE, los últimos 100 km del Camino Francés

Reto a Santiago por la sordoceguera

12/09/2017                                                                                                                         Fotografía: Carla Fernández

A Santiago por la sordoceguera, #2s4bd, el reto de un grupo de personas sordociegas realizando el último tramo del Camino Francés, se ha mostrado en esta segunda edición como una actividad con miras a consolidarse entre las actividades de la FESOCE.

Cinco personas sordociegas contaron entre el 4 y el 10 de septiembre con el soporte y coordinación de un equipo de 10 mediadores profesionales, siete de ellos parte del equipo de la FESOCE. 15 personas en total formaron la expedición, que reunió a usuarios de Escocia, Hungría y España.

El reto A Santiago por la sordoceguera, los últimos 100 km del Camino Francés, desde Sarria, fue cubierto en cinco etapas, algunas con desnivel y no poca dificultad, que fueron superadas, y muy celebradas, en compañía de los mediadores.

La llegada, el día 9, a la Plaza del Obradoiro contó con la presencia de Fabiola García Martínez, directora general de mayores y personas con discapacidad y de Arturo Parrado Puente, director general de Inclusión Social, de la Consejería de Política Social de la Xunta de Galicia.

También asistieron María Goretti Sanmartín, vicepresidenta de la Diputación Provincial de La Coruña y Concepción Fernández, concejala de Políticas Sociales del Ayuntamiento de Santiago. Ricard López, presidente de FESOCE, y María Jesús Monterde, presidenta de la Organización de Xordos de Galicia (XOGA), ejercieron de anfitriones de la alegre expedición.

Reto a Santiago por la sordoceguera

Autoridades y representantes de FESOCE y XOGA posan a la espera de la expedición

Después del éxito de la prueba realizada en 2016, el equipo de la FESOCE tomó nota de las características que debía reunir la propuesta. Bajo la coordinación de Aroha Palacios, responsable también de la primera expedición, se dio prioridad a las necesidades individuales de cada usuario, de manera de proporcionar las ayudas adecuadas en cada tramo y adaptarse al ritmo de marcha y rendimiento físico de cada uno.

El resultado es enormemente satisfactorio, por cuanto proporciona un tipo de atención de gran valor a las personas con esta discapacidad. Se fomenta el ejercicio físico, la autosuperación y la interacción social, todo con las ayudas comunicativas y el soporte emocional necesario en cada situación.

La FESOCE ha contado en esta edición con la invalorable participación de la Organización de Xordos de Galicia (XOGA), la Asociación Catalana pro Personas con Sordoceguera (APSOCECAT), Sense Scotland, y la Hungarian Deafblind Association (SVOE). Con el soporte de la European Deafblind network (EDbN) y Deafblind International (DbI).

2017-09-22T09:23:02+00:00 13 Sep, 2017|Noticias|