Ajustes para la sordoceguera en el Reglamento de la Ley de Lengua de Signos

La FESOCE destaca la necesidad de un redactado que contemple todos los casos, incluyendo los más complejos

22/11/2017

sordoceguera en el Reglamento de la Ley de Lengua

Mercedes Jaraba, subdirectora general de Coordinación y Ordenación, Borja Fanjul, director de Políticas de apoyo a la discapacidad, y Ricard López, presidente de FESOCE

La Dirección de Políticas de Apoyo a la discapacidad recibió el día 21 de noviembre a Ricard López, presidente de FESOCE, con el objeto de valorar los avances del Grupo de trabajo para el desarrollo de la ley 27/2007 por la que se reconocen las lenguas de signos y los medios de apoyo a la comunicación oral, en lo tocante las propuestas realizadas por esta Federación sobre la atención a la sordoceguera. La indicación es especialmente significativa para los casos en los que la autonomía se ve comprometida y que deben quedar claramente incluidos en el texto.

Borja Fanjul, director general y Mercedes Jaraba, subdirectora general de Coordinación y Ordenación, se interesaron por los planteamientos de la FESOCE, toda vez que esta Federación reitera la necesidad de hacer mención específica de servicios y profesionales para todos los tipos de sordoceguera, una inclusión que aún está a tiempo de realizarse.

Más de 200.000 personas en España podrían tener sordoceguera. El texto del Reglamento de la Ley de Lengua de Signos que finalmente se apruebe será decisivo en el tipo de atención que se destine finalmente para el colectivo.

Reivindicaciones de la sordoceguera en el Reglamento de la Ley de Lengua de Signos

  • Que se considere a las personas con sordoceguera como un colectivo en sí mismo y no un subgrupo dentro de la discapacidad auditiva, ni visual.
  • Que se contemple el mediador en sordoceguera como el perfil profesional indicado para la atención a personas con esta discapacidad.
  • Que se estipule y se redacte sobre “medios de apoyo a la comunicación”, sin la etiqueta de “oral”, ya que esta excluye otros sistemas de apoyo y no aplica a todos los casos.
  • El establecimiento de medios para la Disposición adicional sexta “Atención a la sordoceguera” que contempla la ejecución de un censo, el establecimiento de centros de referencia en cada comunidad autónoma y la disposición de programas y servicios específicos igualmente con amplia cobertura geográfica y para todos los grupos, con énfasis en la tercera edad.
  • Que se incluya una memoria económica que prevea la dotación necesaria para la ejecución de las medidas.
2017-12-05T14:39:33+00:00 23 Nov, 2017|Noticias|