Los datos, publicados por el Centre for Disability Research (CeDR), indican que existen actualmente (2010) en el Reino Unido unas 356.000 personas con sordoceguera, 572 casos por cada 100.000 habitantes. Se espera que para 2030 esta población alcance la preocupante cifra de 569.000, más del medio millón de personas.

A la luz de estos resultados, Sense recomienda notables mejoras en el proceso de identificación y censo de las personas con sordoceguera, así como la repercusión de esos datos en la planificación y previsión financiera del coste de la atención sociosanitaria requerida. La entidad reclama igualmente la introducción de mejoras en cuanto a las políticas de bienestar para este colectivo.

El estudio está disponible en www.sense.org.uk

2016-11-04T11:15:25+00:00 25 Jun, 2012|Noticias|