La Histiocitosis X o Histiocitosis de las células de Langerhans es un fenómeno autoinmunitario en el cual células autoinmunitarias anómalas atacan el cuerpo en lugar de protegerlo. Pueden formar tumores y afectar distintas partes del cuerpo, incluyendo los huesos y el cráneo. Se observa generalmente en los niños de entre 5 y 15 años y afecta a una de cada 200.000 personas, aproximadamente.

Se trata de un trastorno sistémico (afecta a todo el cuerpo) y sus síntomas suelen variar entre niños y adultos. De todos modos, los tumores en los huesos de unos y otros pueden provocar fracturas sin razón aparente.

Síntomas en niños:

  • Dolor abdominal.
  • Dolor en los huesos (posiblemente).
  • Retraso en la pubertad.
  • Vértigo.
  • Drenaje crónico de los oídos.
  • Ojos que parecen sobresalir progresivamente.
  • Irritabilidad.
  • Micción frecuente.
  • Dolor de cabeza.
  • Ictericia.
  • Cojera.
  • Deterioro mental.
  • Erupción generalizada (petequias o púrpura).
  • Dermatitis seborreica del cuero cabelludo.
  • Convulsiones.
  • Estatura corta.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos.
  • Sed.
  • Vómitos.
  • Pérdida de peso.

Síntomas en adultos

Esta enfermedad se trata con corticosteroides, los cuales inhiben la función inmunitaria, incluyendo las células peligrosas. El tabaquismo puede empeorar la respuesta al tratamiento, por lo que se debe dejar de fumar.

2016-11-04T11:15:36+00:00 8 May, 2012|Etiologías|