Una infección materna primaria durante la gestación o la infección genital activa en el momento del parto pueden tener como consecuencia la infección intrauterina o intrapartum del feto, por el virus del herpes simple (VHS). La infección intrauterina , ya sea transmitida por vía transplacentaria o por infección ascendente en relación a la rotura prematura y prolongada de las membranas fetales, resulta mucho menos frecuente que la infección intrapartum debida al contacto directo del feto con las secreciones vaginales infectadas durante el parto. .

De los casos publicados de herpes neonatal, el 70-80% es debido a Virus del Herpes Simple tipo 2 (VHS-2) y el 20-30% restante a VHS-1. La mayoría de los herpes neonatales por VHS-2 se originan por contacto de secreciones genitales infectadas de la madre en el parto, en ausencia de lesiones clínicas. Los producidos por VHS-1 ocurren por la primoinfección genital de la madre por VHS-1 en las últimas fases del embarazo. En el 30-40% de los casos las mujeres no tienen historia clínica previa de herpes genital conocido. 

2016-11-04T11:15:36+00:00 8 May, 2012|Etiologías|