Por lo general, los síntomas de la NF2 aparecen por primera vez en la adolescencia o entre los 20 y los 25 años. Varían considerablemente en gravedad e incluyen, entre otros:

  • Pérdida de la audición
  • Zumbido en los oídos
  • Mareos
  • Entumecimiento del rostro
  • Problemas de equilibrio
  • Dolores de cabeza
  • Pérdida de la vista
  • Entumecimiento o debilidad en partes del cuerpo, como las piernas

Las personas afectadas desarrollan schwannomas, al igual que muchas personas con NF2.

Los Schwannomas son tumores muy homogéneos, formados solamente por células de Schwann. Las células tumorales siempre permanecen fuera del nervio, pero el tumor por sí mismo puede presionar el nervio al lado y/o contra una estructura ósea (de esta forma probablemente causando daño). Los Schwannomas tienen relativamente un crecimiento lento. Por razones aún no entendidas los Schwannomas son en su mayoría benignos y menos del 1% se convierten en malignos, degenerando en una forma de cáncer conocido como neurofibrosarcoma.

Pero como los schwannomas no se desarrollan en los octavos nervios craneales, las personas afectadas no desarrollan pérdida de la audición. El síntoma principal de la schwannomatosis es dolor en cualquier parte del cuerpo. Las personas afectadas también pueden tener otros problemas neurológicos, como insensibilidad, cosquilleo o debilidad en los dedos de las manos y de los pies.

2016-11-04T11:15:29+00:00 8 May, 2012|Etiologías|