Es una enfermedad genética en la cual las suturas entre los huesos del cráneo se cierran más temprano de lo normal, afectando la forma de la cabeza y la cara.

El síndrome de Apert se puede trasmitir de padres a hijos (hereditario). Se hereda como un rasgo autosómico dominante, lo cual significa que basta con que sólo uno de los padres transmita el gen defectuoso para que su hijo tenga la enfermedad.

Algunos casos se pueden presentar sin un antecedente familiar conocido.

El síndrome de Apert es causado por mutaciones en un gen llamado receptor 2 del factor de crecimiento de fibroblastos. Esta anomalía en los genes provoca que algunas de las suturas óseas del cráneo se cierren demasiado temprano, una afección llamada craneosinostosis.

 

 

Síntomas:

. Cierre prematuro de las suturas entre los huesos del cráneo, que se nota por la formación de crestas a lo largo de las suturas.

. Infecciones frecuentes del oído.

. Fusión o unión marcada del segundo, tercero y cuarto dedos de las manos, que regularmente se ha denominado “manos en mitón”.

. Hipoacusia.

. Fontanela grande o de cierre tardío en el cráneo del bebé.

. Desarrollo intelectual posiblemente lento (varía de una persona a otra).

. Ojos prominentes o abultados.

. Subdesarrollo grave de la parte media de la cara.

. Anomalías esqueléticas (de las extremidades).

. Baja estatura.

. Fusión o unión de los dedos de los pies.

Algunos otros síndromes que incluyen craneosinostosis pueden llevar a una apariencia similar de la cara y la cabeza, pero no incluyen los problemas graves de manos y pies del síndrome de Apert.

Estos síndromes similares abarcan:

. Síndrome de Carpenter (kleeblattschadel, deformidad del cráneo en forma de cruce en trébol).

. Enfermedad de Crouzon (disostosis craneofacial).

. Síndrome de Pfeiffer.

. Síndrome de Saethre-Chotzen.

Tratamiento:

El tratamiento consiste en una cirugía para corregir el crecimiento óseo anormal. Los niños con este trastorno deben ser examinados por un equipo especializado en cirugía craneofacial en un centro médico infantil.

Si hay problemas auditivos, se debe consultar con un especialista en este campo.

2016-11-04T11:15:29+00:00 8 May, 2012|Etiologías|