Uso maternal de drogas

Las anomalías congénitas mayores ocurren en aproximadamente 3% de todos los nacimientos. La exposición maternal a drogas o químicos medioambientales puede ser responsable para 4-6% de estas anomalías, o aproximadamente 1 en 400 recién nacidos.

Si los defectos del nacimiento ocurren por exposición a un potencial agente teratogenico depende principalmente de dos factores:

  1. Edad del embarazo al momento de la exposición y
  2. La composición genética del engendrado y la madre.

La organización del desarrollo del organismo es un factor importante en la susceptibilidad a un teratógeno potencial. (teratógeno es todo elemento físico o químico,que potencialmente es capaz de producir una malformación fetal)

La exposición a un teratogénico durante la formación de los órganos puede producir un defecto grueso que involucra el órgano que está en formación en ese momento. A su vez, la exposición a ese agente durante la formación de tejidos puede producir defectos estructurales más finos dentro del sistema del órgano afectado.

El teratogénico puede alcanzar el embrión en vías de desarrollo o al feto por pasaje directo a través de los tejidos maternales (ej. ionizando radiación) o por vía transplacentaria (ej. drogas o químicos).

Agentes profesionales y Medios ambientales

Las mujeres embarazadas pueden profesionalmente o medioambientalmente estar expuestas a una variedad de químicos que se asocian con resultados reproductores pobres e incluyen aborto espontáneo, peso del nacimiento bajo, anormalidades neurológicas, y anomalías congénitas. Estos químicos pueden ser el mercurio y los solventes orgánicos.