Vacaciones de FESOCE 2021

Crónica de la edición de 2021 de las Vacaciones de FESOCE, si no pudiste venir o quieres saber qué hicimos, no te la pierdas

10/08/2021

Después de casi dos años de pandemia, las personas con sordoceguera, un colectivo que ha sufrido especialmente el aislamiento provocado por el confinamiento, estaban desando pasar unos días de descanso y ocio en los que poder centrarse en el disfrute y dejar atrás las angustias y problemas de la pandemia, aunque contando con las medidas de prevención que se llevaron a cabo a lo largo de toda la semana. Es por ello que desde FESOCE trabajamos concienzudamente en la preparación previa de las vacaciones para asegurar el éxito de la actividad. De esta forma, las vacaciones de FESOCE de 2021 contaron con 11 participantes con sordoceguera acompañadas de 11 profesionales de mediación en sordoceguera, 9 personas de equipo de apoyo, formado por voluntariado y alumnado en prácticas y 3 personas del equipo de coordinación, que pasaron seis días en un albergue en Hostalets de Pierola, población de la provincia de Barcelona que  fue de uso exclusivo para el grupo de FESOCE durante toda su estancia. Una iniciativa que ha sido posible gracias a la colaboración del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.

La preparación previa tuvo en cuenta distintos ítems, por un lado, la visita al alojamiento para asegurar la accesibilidad del lugar, las posibilidades de actividades que este ofrecía y los lugares de interés cercanos para hacer salidas, además también se creó un protocolo de medidas anti-covid para hacer las vacaciones lo más seguras posibles a nivel sanitario. Además del habitual análisis exhaustivo de los perfiles de las personas participantes, para adaptar al máximo las actividades propuestas según sus capacidades e intereses, así como para realizar los emparejamientos con las profesionales de mediación y equipos de apoyo que acompañarían a las personas participantes durante sus vacaciones.

.

Día 1: Martes 20 de junio

El día de la partida hacia el albergue que habitaríamos durante seis días. Antes de coger el autocar, tanto personas como sordoceguera como profesionales fueron citadas en el local de FESOCE en Barcelona para realizar tests de antígenos a todas las personas asistentes a las vacaciones con tal de asegurar el grupo libre del virus del Covid-19. Una vez realizados los tests, nos dirigimos hacia el autocar para cargar maletas, material y las personas que salían desde Barcelona hacia Hostalets de Pierola. Además, una furgoneta recogió también a dos personas con sordoceguera y dos mediadoras que venían desde Mallorca, de la entidad miembro de FESOCE, ABASOC.

Después de algo menos de una hora de trayecto, llegamos a la casa y nos dispusimos a presentar las habitaciones a las personas con sordoceguera, para trabajar con ellas recorridos y familiarizarse con los espacios, además también deshicimos maletas y colocamos ropa y utensilios en los armarios para que cada persona tuviera lo más claro posible dónde se encontraban sus pertenencias.

Una vez claras las habitaciones y recorridos era la hora de comer. En este sentido, cabe destacar la calidad de la comida que nos proporcionó el albergue y su gran adaptación a las distintas dietas de las personas asistentes a las vacaciones. Tanto esta como todas las comidas se hicieron en dos turnos para que las personas con sordoceguera estuvieran siempre acompañadas de una persona con mascarilla mientras comían.

Cuando acabamos de comer, cada persona con sordoceguera, acompañada de su mediador/a referente y de apoyo decidió si quería descansar, explorar la zona o incluso visitar la piscina municipal, a escasos metros del albergue. Además, todos los días después de comer Ahmed, persona con sordoceguera adquirida de origen marroquí preparaba su famoso té, típico de su país de origen, invitando a todas las personas que quisieran.

.

Día 2: Miércoles 21 de junio

El segundo día de las Vacaciones de FESOCE 2021 estuvo marcado por una variedad de actividades adaptadas los diferentes perfiles de las personas con sordoceguera participantes. Por un lado, el grupo de personas con sordoceguera congénita fueron a una pista de karts para disfrutar de un recorrido por las pistas. Gracias al contacto previo de la coordinación de FESOCE con la organización de los Karts, las personas participantes pudieron disponer de un tiempo previo para tocar los karts, los cascos y entender bien la actividad que se les proponía. La valoración de esta actividad fue muy positiva, ya que la mayoría de personas participantes aceptaron los cascos y pudieron hacer algunos recorridos y la única persona que no quiso hacer uso del casco pudo montarse en uno de los karts con el motor encendido, aunque sin moverse, y disfrutar de las vibraciones y sensaciones que producía.

Por otro lado, un grupo de personas con sordoceguera adquirida con dificultades de movilidad, visitaron Montserrat con el tren cremallera, pudieron visitar la catedral, comprar algún souvenir y encender velas en la basílica. Una pequeña excursión que les permitió visitar un lugar tan emblemático de la zona.

Finalmente, el resto de personas que no realizaron ninguna de las dos actividades pudieron realizar algún taller de los habilitados en la sala de talleres del albergue, visitar la piscina municipal o hacer un pequeño recorrido por el pueblo. Además, uno de los participantes hizo un taller de cocina preparando tres pasteles para celebrar su cumpleaños acompañado de las personas asistentes a las vacaciones.

.

Día 3: Jueves 22 de junio

La llegada del ecuador de las vacaciones de FESOCE nos pilló de sorpresa, por un lado, parecía que los días pasaban volando y por otro, nos daba la sensación que llevábamos un mes de vacaciones, demostrando lo mucho que se relativiza el tiempo cuando lo pasas bien y disfrutas de una gran variedad de actividades.

Por la mañana el grupo de personas con sordoceguera adquirida más autónomo fueron a Montserrat con la intención de hacer una pequeña excursión. Lamentablemente debido a la ola de calor del momento y por riesgo de incendios esta excursión no se pudo realizar, pero sí que estuvieron explorando los alrededores de la abadía de Montserrat  El resto del grupo se dividió entre aquellas personas que prefirieron quedarse en la sala del albergue realizando talleres sensoriales, de cocina o de ganchillo, entre otros, y aquellas que fueron a pasar el calor remojándose en la piscina o tomando algo en el bar del pueblo.

Por la tarde se volvió a dividir el grupo según el perfil de sordoceguera congénita o adquirida para hacer dos actividades. Por un lado, el grupo de personas con sordoceguera adquirida visitó el Centro de Restauración e Interpretación Paleontológica – CRIP, que se encontraba en los bajos del mismo albergue dónde nos hospedábamos. Esta actividad, se valoró muy positivamente debido a un alto grado de adaptación y accesibilidad sensorial. Las personas participantes podían primeramente tocar pequeñas figuras de animales prehistóricos que habitaban la zona para después tocar réplicas de sus fósiles. Las personas participantes quedaron impresionadas del trabajo que se realiza en el centro y estaban encantadas de poder acceder a los conocimientos e información que les proporcionó la actividad.

Por otro lado, el grupo de personas con sordoceguera congénita disfrutó de juegos de agua, gratamente recibidos debido al calor de la época, fue una actividad dedicada a la diversión dentro del espacio exterior del albergue.

Después de ambas actividades todo el grupo se juntó para participar en una degustación de distintos productos como embutidos, quesos, carquiñoles y otras delicias que se habían comprado durante la visita a Montserrat.

.

Día 4: Viernes 23 de junio

El viernes el grupo de personas con sordoceguera congénita realizaron diversos talleres, preparados por el equipo de coordinación y adaptados a cada persona, como talleres de percusión, arcilla, comida, sensoriales, de creación de bolsas aromáticas, velas o aceites esenciales, entre muchos otros, en el mismo albergue.

El grupo de personas con sordoceguera adquirida realizaron una salida al Museo del Molí-Paperer de Capellades, un pueblo cercano a Hostalets de Pierola. En el museo nos explicaron cómo se hacía el papel de forma artesanal a través de piezas de ropa. Esta actividad también estuvo muy adaptada, ya que mientras se hacía la explicación del proceso, se facilitaba a las personas con sordoceguera los diferentes elementos de los que se hablaba para que los pudieran tocar, así como pequeñas maquetas de las maquinarias que se usaban para su fabricación. Una vez hecha la explicación, todas las personas participantes pudieron realizar su propio papel, llevándose así un recuerdo de la actividad a casa. Después de esta visita, el grupo realizó un picnic en un parque muy cercano al museo, disfrutando también de un momento de relax ¡con tumbona incluida!

Después de comer, las personas que así lo quisieron pudieron disfrutar de una sesión de aquagym en la piscina municipal dinamizada por una de las personas coordinadoras de las vacaciones, uniendo así deporte y diversión. Después de esta sesión en la piscina, dejando un espacio para el aseo, se realizó una sesión de Bingo adaptado, con los números en Braille en cada ficha para que pudieran jugar de la forma más autónoma posible.

.

Día 5: Sábado 24 de junio

El sábado, penúltimo día de las Vacaciones de FESOCE de este año el grupo de personas con sordoceguera adquirida de más nivel físico se fueron a hacer una excursión a pie por la zona paleontológica de la zona en la que iban haciendo diferentes paradas dónde se habían encontrado restos de animales prehistóricos. El resto del grupo dedicó la mañana a visitar la piscina o realizar talleres en la casa. Además, otro pequeño grupo hizo una escapada a la playa para disfrutar del mar.

Después de comer y de un rato de descanso, se organizó en la casa un spa que contó de masajes con aceites esenciales y mascarillas faciales, entre otras actividades. Una sesión de relax y bienestar muy bien recibida por las personas participantes después de unos días de mucha actividad. Además, por la noche, aprovechando las fiestas mayores de Hostalets de Pierola, un grupo  pudo ir a un bar del pueblo a disfrutar de los conciertos y de un buen rato festivo con sus equipos de mediación y de apoyo.

.

Día 6: Domingo 25 de junio

El último día de las vacaciones nos encontramos con sentimientos encontrados, por un lado, tristes por el fin, pero por otro muy alegres de haber podido pasar unos días de vacaciones en los que las personas con sordoceguera pudieron disfrutar de tiempos de ocio, relax, deporte y cultura de una manera totalmente adaptada y con mediación durante 24 horas. El día se dedicó a hacer maletas y recoger y a hacer las fotos de los equipos con las camisetas de FESOCE, ya que este año por medidas anti-Covid no se hizo foto grupal, sino que cada persona con sordoceguera se hizo un retrato con el equipo de mediación (referente y apoyo) que le acompañó durante toda la semana. Además, antes de partir se repitieron de nuevo los tests de antígenos con tal de asegurar que no se había dado ningún contagio.

Después de la última comida de las Vacaciones de FESOCE 2021, un grupo volvió en autocar a Barcelona, otro grupo marchó en furgoneta al aeropuerto y a la puerta de los distintos centros residenciales dónde viven y algunas familias recogieron a las personas con sordoceguera directamente a la casa de colonias.

Collage de grupo de las Vacaciones de FESOCE 2021

.

A pesar de que cada edición de las vacaciones de FESOCE ha sido muy positiva y especial tanto para las personas participantes como para el equipo de mediación, este año ha sido todavía más destacado debido a la situación de pandemia mundial que empezó en 2020. Tanto a nivel de organización como a nivel de necesidad de un momento de descanso y disfrute por parte de las personas participantes. Por ello, desde FESOCE queremos, una vez más, agradecer al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 una colaboración sin la que las personas con sordoceguera no podrían haber disfrutado de esta experiencia tan gratificante.

¡Hasta el año que viene!

Logo ministerio de derechos sociales y agenda 2030